Drogas, Efectos y demás.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Drogas, Efectos y demás.

Mensaje por Davidson Swager el Dom Ene 31, 2016 10:20 pm

Purple Drank



Tipo de droga: Estimulante.
Forma de consumo: Oral.
Efectos: Sensación de relajación, distorsión de la realidad y paranoia, sensación de euforia.

¿Qué es?

El sizzurp es una bebida casera hecha con jarabe para la tos, refresco y dulces (sí, como la llamarada Homero pero sin fuego)También conocida como purple drank o lean drink tiene como ingredientes principales la codeína y prometazina del jarabe para la tos que se mezcla con refrescos para hacerla más soluble y con dulces que le dan su color púrpura característico.

El sizzurp se originó en Houston, en la década de 1960, cuando los músicos de blues bebían Robitussin mezclado con cerveza. En los años 1980 y 1990 la fórmula cambió por el uso de jarabe para la tos y Jolly Ranchers y ganó popularidad en la escena del rap underground.Este coctel se volvió popular en los 90, gracias a los cantantes de hip hop que lo presumían como algo chido. Ahora, en internet sobran páginas, videos y foros que promueven la receta para preparar sizzurp.

Efectos

Los efectos van desde la sensación de relajación (como la mota), hasta la distorsión de la realidad y paranoia. La codeína es un narcótico preparado a partir de la goma de opio obtenida de la amapola que en grandes dosis produce sensación de euforia, mientras que la prometazina es un antihistamínico que actúa como sedante.

El jarabe es relativamente inocuo cuando se usa en cantidades adecuadas. El uso de jarabe, cuando se toma en cantidades debidamente prescritos, es bastante seguro pero la cantidad de codeína estos chicos ingieren con el jarabe es enorme. Es el equivalente a alguien que es adicto a la heroína, excepto que no están usando las agujas. Cuando se consume en grandes cantidades, los ingredientes activos de jarabe para la tos con receta interactúan entre sí para producir un efecto de aturdimiento y somnolencia.

Los efectos secundarios de esta mezcla son:

  • Muchísimo sueño.

  • Falta de concentración.

  • Lentitud en movimientos.

  • Visión borrosa.

  • Estreñimiento

  • Náuseas.

  • Vómitos.

  • Reducción de frecuencia respiratoria.

  • Pérdida de memoria.

  • Puede provocar alucinaciones y convulsiones.


Alcohol



Tipo de droga: Depresivo.
Forma de consumo: Oral.
Efectos: Adicción (alcoholismo), mareos, nausea, vómitos, resacas, dificultad de expresión, sueño interrumpido, problemas motores, conducta agresiva, problemas al embarazo, depresión respiratoria y muerte (en dosis altas).

¿Qué es?

El alcoholismo, también conocido como el síndrome de dependencia del alcohol según la OMS, es un proceso que queda definido por el conjunto de lesiones orgánicas y trastornos psíquicos que genera la incapacidad en la ingestión de alcohol una vez iniciada y la imposibilidad de abstenerse.

El alcoholismo es el consumo exagerado de alcohol, que ocasiona al bebedor problemas físicos, mentales, emocionales, laborales, familiares, económicos y sociales.
El alcoholismo es una dependencia con características de adicción a las bebidas alcohólicas. Su causa principal es la adicción provocada por la influencia psicosocial en el ambiente social en el que vive la persona. Se caracteriza por la constante necesidad de ingerir sustancias alcohólicas, así como por la pérdida del autocontrol, dependencia física y síndrome de abstinencia.

Efectos

El alcoholismo consiste en un uso excesivo de alcohol que causa problemas físicos, psicológicos y de conducta. Si bien un consumo moderado de alcohol es relativamente inofensivo, cuando el consumo es alto, puede crear dependencia.

Las personas que abusan del alcohol pueden tener problemas para cumplir con sus obligaciones laborales o familiares o de otro tipo. Pueden tener problemas legales relacionados con el alcohol, como ser arrestados por conducir bajo los efectos del alcohol. Y también pueden tener problemas en sus relaciones familiares.

Lo que puede ocasionar el alcohol:

  • En el cerebro: Actúa como un sedante en el sistema nervioso central, el alcohol reduce las células nerviosas del cerebro.

  • En los pulmones: Las grandes cantidades de alcohol disminuyen la resistencia a las infecciones o pueden ocasionar que se interrumpa la respiración.

  • En el corazón: El alcohol debilita la capacidad de los músculos del corazón para bombear sangre, lo que da lugar a un ritmo cardíaco irregular y un movimiento irregular del corazón. Se inhibe la producción de glóbulos rojos y blancos.

  • En el hígado: Beber demasiado y con regularidad, puede ocasionar hepatitis alcohólica (inflamación y destrucción de las células hepáticas) y posteriormente cirrosis (lesiones, cicatrices y destrucción irreversible de las células hepáticas).

  • En el estómago: El alcohol irrita el estómago, lo que puede ocasionar úlceras pépticas, inflamación, lesiones hemorrágicas y cáncer.

  • En los intestinos y el páncreas: Bloquea la absorción y descomposición de los nutrientes al dañar las células que revisten el tracto del intestino y el colon. El alcohol puede ocasionar inflamación, úlceras y cáncer de los intestinos y el colon. El páncreas puede inflamarse y liberar enzimas digestivas que lo atacan.

  • En los huesos y los músculos: El alcohol interfiere con la capacidad del cuerpo de absorber el calcio, lo que da como resultado que los huesos sean débiles, blandos, quebradizos y más delgados (osteoporosis.) Los músculos se debilitan.


Metanfetamina



Tipo de droga: Estimulante.
Forma de consumo: Oral, inyectado, ingerido o fumado.
Efectos: Adicción, irritabilidad, agresión, hipertermia, derrames cerebrales, paranoia, psicosis, convulsiones, toxicidad en el corazón y los vasos sanguíneos, alucinaciones, arritmia, (la sensación de que insectos andan por debajo de la piel).

La metanfetamina es un potente psicoestimulante que comparte efectos farmacológicos análogos. Esta droga pertenece al grupo estimulante. Es un agente agonista adrenérgico sintético, estructuralmente relacionado con el alcaloide efedrina y con la hormona adrenalina. La forma en que se ve es de un polvo blanco, cristalino, inodoro, de sabor muy amargo, muy soluble en agua o etanol.

Efectos.

La molécula de la metanfetamina puede cruzar demasiado fácil la barrera hematoencefálica (barrera que separa al cerebro del resto del cuerpo) esto permite que los niveles de sustancia que hay es el cerebro alcancen unas 10 veces los niveles de sangre, logrando ejercer su acción casi exclusivamente sobre el sistema nervioso.
Es grave el consumo de metanfetamina y es necesario alertar a los consumidores y consumidores potenciales sobre los efectos prolongados y profundos de esta droga, ya que hay una relación directa entre ciertos cambios en la química cerebral de los consumidores de metanfetamina y cambios funcionales del comportamiento. La exposición prolongada a la metanfetamina daña las células cerebrales que producen dopamina y conduce a niveles reducidos de dopamina.

También causa:


  • Variedad de problemas cardiovasculares. Estos incluyen latido acelerado o irregular del corazón, presión alta, y daños irreversibles que pueden ocasionar derrames a los vasos sanguíneos del cerebro.

  • La hipertermia (temperatura elevada del cuerpo) y convulsiones ocurren con sobredosis de la metanfetamina y si no se tratan inmediatamente pueden resultar fatales.

  • Inflamación de las paredes internas del corazón, y entre los usuarios que se inyectan la droga, daño a los vasos sanguíneos y abscesos de la piel.

  • Episodios de conducta violenta, paranoia, ansiedad, confusión e insomnio. También demuestran el deterioro progresivo en sus vidas sociales y ocupacionales. En algunos casos síntomas psicóticos pueden persistir por meses o años después de que se deja de usar la droga.

  • Envenenamiento agudo con plomo es otro riesgo potencial para los usuarios de la metanfetamina. Un método ilegal, pero común, en la producción de esta droga es usar acetato de plomo como su reactivo químico. Por lo tanto, errores en la producción pueden resultar en que la metanfetamina esté contaminada con plomo. Se han documentado casos de envenenamiento agudo con plomo en abusadores que se inyectan la metanfetamina.


Adicción.

Como ya se ha mencionado, la metanfetamina es un estimulante incluido por la Convención Internacional de Psicotrópicos en la Lista II (Schedule II), lo cual significa que la droga tiene un alto potencial de adicción y sólo es accesible por medio de recetas médicas oficiales, que no se pueden renovar.

La metanfetamina es conocida por su reputación de estimulante adictivo. Como la anfetamina, esta droga incrementa la actividad, reduce el apetito y produce una sensación general de bienestar. Excita receptores neuronales vinculados a las señales de recompensa y gratificación: produce euforia, alivia la fatiga y mejora el rendimiento en tareas simples.

La metanfetamina está clasificada como un psicoestimulante al igual que otras drogas de abuso, como son la anfetamina y la cocaína. Sabemos que la estructura de la metanfetamina es similar a la anfetamina y el neurotransmisor dopamina pero que es muy diferente a la cocaína. Aunque estos estimulantes tienen efectos similares hacia el comportamiento y la fisiología, hay grandes diferencias en los mecanismos básicos de cómo trabajan al nivel celular del sistema nervioso. Sin embargo, la conclusión es que el resultado de la metanfetamina, tal como la cocaína, es la acumulación del neurotransmisor dopamina y esta concentración excesiva de la dopamina es la que aparentemente produce la estimulación y sensación de euforia que siente el usuario. En contraste a la cocaína, la cual se elimina rápidamente y es casi metabolizada por completo en el cuerpo, la metanfetamina tiene una duración de acción mucho más larga y un porcentaje mayor de la droga permanece sin cambiar en el cuerpo. El resultado es que la presencia de la metanfetamina en el cerebro dura más, lo cual finalmente conduce a la prolongación de los efectos estimulantes de la droga.

Consumo.

La metanfetamina, conocida también en inglés como “speed,” “meth” o “chalk” (y en su forma fumable, como “ice,” “crystal” o “glass”) puede fumarse, inhalarse, inyectarse o tomarse. La droga, elaborada a menudo en laboratorios clandestinos, es ampliamente consumida por varios grupos, entre ellos adultos jóvenes que asisten a fiestas desordenadas (“reventones”) o clubes privados, trabajadores sexuales masculinos y femeninos y varones bisexuales y homosexuales.

Ectasy



Tipo de droga: Estimulante.
Forma de consumo: Oral.
Efectos: Disturbios psiquiátricos como el pánico, la ansiedad, la depresión y la paranoia. Tensión muscular, náusea, visión borrosa, transpiración, palpitaciones elevadas, estremecimientos, alucinaciones, desmayos, escalofríos, problemas para dormir y falta de apetito.

Química.

El MDMA (metilendioximetanfetamina) o éxtasis es una droga psicoactiva que tiene un origen sintético con propiedades estimulantes y empatógenos de un sabor amargo. Suelen relacionarse y confundirse con el MDA y otros fenetilaminas de anillo sustituido. El MDMA pude ser puro o semipuro ya que se estructuran en forma de cristal, que se puede desmenuzar de forma fácil para su uso.

El MDMA se particulariza por su efecto empatógenos, relativo a una sensación subjetiva de una apertura emocional e identificación afectiva con el otro o la otra. Estas propiedades distintivas estarían medidas por un incremento en los niveles del neurotransmisor serótinina, en las sinapsis neuronales y otros neurotransmisores, principalmente la noradrenalina y, en menor medida, la dopamina. La actividad de la serotonina esta relacionado con los estados de ánimo y el humor.

La nomenclatura IUPAC para este compuesto es 3,4-metilendioximetanfetamina. La fórmula química del MDMA es: C11H15NO2 Se trata de una sustancia que puede generar y genera momentos de máxima apertura emocional sin tener que depender de todo un largo proceso para la misma. Se trata de una molécula perteneciente al grupo de las fenetilaminas, emparentada estructuralmente con el alcaloide mezcalina, y derivada química de diversos compuestos aromáticos presentes en varias especies vegetales. También está relacionada con el MDA (metilendioxianfetamina), un compuesto precursor, con efectos fisiológicos similares. Tanto la metanfetamina como el MDA, se han vinculado con potenciales efectos neurotóxicos.

Efectos.

El mecanismo de acción se atribuye al rol del MDMA como agonista directo de los receptores neuronales presinápticos de serotonina. De esta manera, el MDMA induce la liberación de estos neurotransmisores desde las vesículas en las terminales presinápticas de las neuronas, hacia el espacio sináptico, propagando la señal por toda la red neuronal. Estos cambios neuroquímicos se manifiestan fisiológicamente produciendo templanza emocional y apertura afectiva, comunicación desinhibida, empatía (entactogénesis).

Además, el MDMA preserva también los efectos estimulantes típicos de la anfetamina, que refuerzan los ya descritos, produciendo sensación de gran energía física, con aumento de la actividad motora (hiperactividad), bienestar general y euforia.

El subidón se manifiesta en forma de oleadas con sensaciones de euforia, alegría, felicidad, empatía in crescendo y de una sensación de ligereza mental y física.
El MDMA puro suele tener una bajada muy tranquila y facilidad para dormir. Sin embargo, una sola dosis demasiado alta o una repetición de varias dosis en espacio de tiempo demasiado corto (por ejemplo, la típica pauta de consumo de cada fin de semana), son las que van acompañadas de estados depresivos, debido a que la liberación de serotonina inducida pudo haber depletado (vaciado) temporalmente las vesículas que alojan los neurotransmisores de reserva. En ese caso, se produciría una caída brusca en los niveles extracelulares de serotonina, que tardaría varios días en recomponerse.

Para evitar estas consecuencias es frecuente la administración de un antidepresivo Inhibidor de la Recaptación de la Serotonina (IRS), sobre todo la fluoxetina, unas 6 horas después de la ingesta de MDMA. Evidencia científica preliminar (en ratas) asocia esta práctica con una acción neuroprotectora, profiláctica contra la posible toxicidad del MDMA. 43 Esto es particularmente predicado por algunas agrupaciones civiles dedicadas a promover políticas de reducción de daños. Otra posibilidad es que la pastilla que supuestamente contenía MDMA, no sólo contenga esta sustancia, sino algún otro tipo de droga, o incluso que no se trate de MDMA en absoluto. En dicho caso, los efectos tras y durante el consumo no pueden ser atribuidos exclusivamente al MDMA.

El MDMA se puede conseguir en forma de cristales o ya machacado formando polvo de cristal, de ahí que se le llame también crystal. También se comercializa en pastillas que suelen llevar compactantes y aglutinantes. Se ingieren normalmente en dosis pequeñas, con la intención de controlar el efecto, lo que es difícil por el desconocimiento de la pureza y su contenido en MDMA.

Dosis.

La dosis normal para un adulto suele ser 100mg a 120mg y suele ingerirse o bien en cápsulas (denominadas “bombitas” con una cubierta superior de papel de arroz), comprimidas en pastillas e incluso de forma directa al comer o esnifarlo. Esta última resulta molesta por los pequeños cristales que contiene que pueden provocar fisuras en el tabique nasal. El problema con las pastillas de club que se le suele atribuir al MDMA es el componente de las mismas, suelen tener como base de la pastilla anfetaminas y otras drogas como MDA, DXM, cafeína, ketamina u otras sustancias derivadas de su síntesis que además combinadas con el MDMA pueden llegar a tener efectos inesperados.

El cuerpo humano desarrolla tolerancia a esta droga, por lo que el consumo continuo de la misma lleva a la paulatina ausencia de efectos, debido a esto una persona que ingiere la droga semanalmente, probablemente después de uno o dos meses no sienta los efectos de la misma o estos sean casi imperceptibles.

Cocaína



Tipo de droga: Estimulante.
Forma de consumo: Inhalada, fumada o disuelta en agua e inyectada.
Efectos: Adicción, dilatación de las pupilas, presión y latidos del corazón elevados. Respiración elevada, ataques epilépticos, infartos, insomnio, ansiedad, inquietud, irritabilidad, temperatura elevada, muerte de una sobredosis.

Es un polvo blanco extraído de la planta de coca (Exhylum coca). Generalmente se inhala, aunque se puede fumar o inyectar. Si se fuma se utiliza un derivado de la coca llamado crack o coca base.

La cocaína es un estimulante adictivo que funciona mediante la modulación de la dopamina, un neurotransmisor que se encuentra en ciertas zonas y neuronas del cerebro. Es un alcaloide que se obtiene de la hoja de dicha planta, la cual crece en algunos países de Sudamérica, existen doscientas variedades. La cocaína es una droga estimulante del sistema nervioso central, principalmente afecta al sistema dopaminérgico. Básicamente hay dos formas químicas de la cocaína: las sales y los cristales de cocaína (como base libre). El clorhidrato, la forma más común del polvo de cocaína, se disuelve en agua, y cuando se abusa, puede ser usada en forma intravenosa (en la vena) o intranasal (por la nariz). La base libre se refiere a un compuesto que no ha sido neutralizado por ácido para producir la sal correspondiente. Esta forma de la cocaína se puede fumar, ya que no se descompone como sí lo hace el clorhidrato. Esta droga se conoce vulgarmente como cocaína, coca, cataforesis, perico, manteca, pasta, merca, camerusa, pala, pichi, papa, papuza, merluza, sniff, sniper, tecla, garlopa, wiri, chucky, etc.

La coca es una especie de singular importancia en ciertas culturas, cuyas plantas son cultivadas en América del Sur; las personas mastican sus hojas como estimulante para resistir diferentes inclemencias e incluso en ceremonias religiosas. Actualmente se cultiva en variaspartes del continente americano, en la isla de Java y en la India, principalmente para la producción de la droga.

La cocaína es un estimulante poderoso del sistema nervioso central que interfiere con el procesode reabsorción de la dopamina, un mensajero químico asociado con el placer y el movimiento. La acumulación de la dopamina resulta en una estimulación continua de las neuronas “receptoras”, lo cual está asociado con la euforia comúnmente reportada por las personas que abusan de la cocaína.

Efectos

El efecto es muy breve, dura entre 20 y 40 minutos en una sola dosis, y si se fuma alrededor de 15. Por eso, muchos consumidores quieren de rapidamente otro “pericazo” vulgarmente hablando. Las sensaciones que produce temporalmente son bienestar, falta de apetito, excitación sexual y euforia.

El consumo regular de cocaína puede conducir a una rápida dependencia psicológica (adicción), pero no a una dependencia física, entendiéndose como una necesidad emocional intensa por el uso repetitivo de la droga. Un efecto específico aquí es (que es más remarcado cuando se fuma cocaína base crack) la “codicia episódica”: aún en consumidores inexpertos el efecto de la droga puede conducir a la ansiedad extrema de consumir más, cuando el efecto disminuye.

Los efectos físicos del consumo de la cocaína incluyen constricción de los vasos sanguíneos, dilatación de las pupilas y aumento en la temperatura corporal, frecuencia cardiaca y presión arterial. La duración de los efectos eufóricos inmediatos de la cocaína (que incluyen hiperestimulación, agudeza mental y disminución de la fatiga) dependen de la forma de administración. Cuanto más rápida sea la absorción, más intensa será la euforia pero más breve será su duración. La euforia puede durar de 15 a 30 minutos si se inhala la cocaína, de 5 a 10 minutos si se fuma y de 3 a 5 minutos si se inyecta. Un aumento en el uso de cocaína puede reducir el período de tiempo de euforia en el usuario y aumentar el riesgo de muerte.

Las personas que usan cocaína informan sentir desasosiego, irritabilidad y ansiedad. Se puede desarrollar tolerancia a la euforia y muchos son los adictos que informan tratar en vano de conseguir que la droga les produzca el mismo placer que sintieron la primera vez que la usaron. La mayoría de los usuarios aumentan su dosis para intensificar y prolongar los efectos eufóricos. Así como se puede desarrollar tolerancia a la euforia, hay usuarios que también pueden volverse más sensibles a los efectos anestésicos y convulsivos de la cocaína. Este aumento de la sensibilidad puede explicar algunas de las muertes que ocurren después de consumir dosis aparentemente bajas de cocaína.

Riesgos

Uno de los principales riesgos es que es súper adictiva. Los que usan cocaína tienen muchos problemas para dejarla. La que se vende en la calle casi siempre es impura y más peligros; si se inyecta puede causar la muerte. Si se inhala provoca muchos problemas en la nariz, mientras que fumar crack origina problemas para respirar. Puede provocar la aceleración del ritmo cardiaco, ansiedad, mareo, paranoia, náuseas, así como ponerse agresivo y produce males psiquiátricos que llegan a ser irreversibles.

El riesgo de morir por una sobredosis de cocaína es para los consumidores de ésta aproximadamente 20 veces menor que para los consumidores de heroína. La cocaína puede producir psicosis cocaínica, síndrome de conducta que guarda gran parecido con la esquizofrenia paranoide, con la que a veces se ha confundido. Aspirar la cocaína puede lesionar las membranas nasales, fumarla daña los pulmones y la inyección es peligrosísima por la alta probabilidad de sobredosis en esta forma de administración. La dosis mortal de cocaína, en inyección intravenosa única, es de un un gramo aproximadamente. El uso intravenoso de cocaína se asocia a un aumento en el riesgo de infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Además, la notable estimulación que provoca a menudo ha llevado a tener o provocar accidentes a los consumidores.

Episodios de uso sostenido y repetido de cocaína, en dosis cada vez más altas, llevan a un estado creciente de irritabilidad, desasosiego y paranoia. Esto puede resultar en un período de psicosis paranoica total en la que el usuario pierde el sentido de la realidad y padece de alucinaciones auditivas.

Otras complicaciones asociadas con el uso de la cocaína incluyen alteraciones en el ritmo cardiaco, ataques al corazón o al cerebro, dolor en el pecho, falla respiratoria, convulsiones, dolor de cabeza y complicaciones gastrointestinales tales como dolor abdominal y náusea. Ya que la cocaína tiene la tendencia a disminuir el apetito, muchos usuarios habituales pueden presentar signos de desnutrición.

Las diferentes maneras de consumo de la cocaína pueden ocasionar diferentes efectos adversos. Por ejemplo, la inhalación regular de la cocaína puede llevar a la pérdida del sentido del olfato, sangrados nasales, problemas para tragar, ronquera y secreción nasal crónica. La ingestión de cocaína puede causar gangrena intestinal grave debido a la reducción del flujo sanguíneo al intestino. Las personas que se inyectan cocaína pueden experimentar una reacción alérgica aguda y al igual que cualquier usuario de drogas inyectables, tienen mayor riesgo de contraer el VIH y otras enfermedades de transmisión sanguínea.

Crack



Tipo de droga: Estimulante.
Forma de consumo: Fumado.
Efectos: Igual que la cocaína.

Es un derivado de la cocaína solo que este se fuma y se puede llamar así o coca base (coloquialmente llamada “piedra”). El crack, es el nombre vulgar de un derivado de la cocaína, en concreto del resultado de hervir clorhidrato de cocaína en una solución de bicarbonato de sodio y evaporar el agua.

El término crack es una onomatopeya que sugiere el ruido que hacen las piedras de esta droga al calentarse por la evaporación de la cocaína en base que contienen, al liberarse de la mezcla con el bicarbonato de sodio. También recibe nombres vulgares entre los usuarios a esta droga, como rocas, chulas, piedras o rockstars, entre otros; a veces erróneamente se le confunde con el bazuco, chucky o el Paco que es la costra que queda en la olla donde preparan la cocaína y está compuesto por los alcaloides de la planta sin refinar ni purificar.

El crack se elabora en laboratorios clandestinos macerando las hojas de coca con queroseno. A la pasta resultante suele agregársele bicarbonato de sodio para aumentar el volumen y disminuir su costo, y hacer más manejable la sustancia. Posee un alto grado de impurezas, pero lo que hace imposible su consumo por vía nasal o intravenosa, es que no es soluble en agua, ya que no es una sal de cocaína y por ello su forma de uso.

El crack es la cocaína que no ha sido neutralizada por un ácido para convertirse en sal de clorhidrato. Este tipo de cocaína viene en forma de cristales de roca que se pueden calentar y cuyos vapores se pueden fumar. El término “crack” se refiere al crujido que se oye cuando se calientan los cristales. Debido a la rapidez de los efectos, casi inmediatos, el crack se hizo muy popular en la década de 1980. Otra razón para su popularidad es que no cuesta mucho, económicamente hablando, procesarlo ni adquirirlo.

Es un estimulante para el sistema nervioso central y es en forma de pequeños trozos, duros y blancos. Crack es más peligroso que otras formas de cocaína y es extremadamente adictivo. Cualquiera que usa crack puede hacerse adicto en dos o tres semanas y, en algunos casos, la gente que prueba crack se hace adicta instantáneamente la primera vez que usan la droga.

Efectos

Este efecto dura alrededor de 15 a 20 minutos a lo mucho. Las sensaciones producidas son bienestar, falta de apetito y excitación sexual a la vez de alucinaciones auditivas.

Esto produce al individuo una sensación de euforia, pánico, insomnio y la necesidad de repetir la toma de crack. Sus efectos secundarios son muy similares a los de la cocaína, propensa a producir accidentes cardiovasculares y cerebrovasculares.

El crack llega al cerebro en menos de 8 segundos y produce un efecto que llega al máximo en 10 – 15 segundos y dura solamente 15 minutos. El efecto se produce porque el crack engaña al cerebro para producir químicos que producen una falsa emoción de placer intensa. También produce efectos secundarios como dolor crónico de la garganta, bronquitis, problemas respiratorios, pérdida de peso, ataques cerebrales, sudor, presión alta de sangre, ronquera, cáncer del pulmón, digestión lenta, aumento del ritmo cardiaco, pupilas dilatadas, ataque cardiaco, falto de respiración, enfisema, quemaduras en los labios/lengua/tráquea, aumento de la presión de la sangre, aumento de temperatura del cuerpo y aumento del nivel de azúcar en la sangre.

Riesgos

Es el doble de adictiva y peligrosa que la cocaína y origina problemas para respirar. Puede provocar aceleración de ritmo cardiaco, ansiedad, mareo, paranoia, nauseas, y produce paranoia y esquizofrenia que pueden llegar a convertirse crónicos.

El mayor problema con este derivado de la cocaína es que es altamente adictivo; aunque la adicción que provoca no es física, pero es psicológica y fuerte. Los usuarios de crack describen sus efectos como más intensos, pero de menor duración, lo que implica que su dosificación sea más continua. Además de que provoca transtornos físicos; entre ellos se ubican la disminución de la potencia sexual, cefalea, enfermedad de Parkinson y hemorragia cerebral, daños en el cerebro y pulmones (enfisema). También los transtornos psicológicos como depresión, ansiedad, psicosis similar a la ocurrida en la esquizofrenia, bipolaridad, paranoia y miedos.

El estar endrogado “high” es seguido inmediatamente por una “baja” intensa. La “baja” empieza con una emoción de tristeza y depresión, seguido por irritabilidad, falta de sueño y paranoia. Finalmente, el que lo usa experimenta una psicosis parecida a la esquizofrenia con delusiones y alucinaciones. El uso de crack también es acompañado por varios efectos físicos como Náusea, Paranoia, Problemas físicos, Ansiedad intensa por usar la droga.

Heroína



Tipo de droga: Opiáceos.
Forma de consumo: Smack. Suele ser inyectada.
Efectos: Adicción. Vocalización poco clara, paso lento, pupilas contraídas, párpados perezosos, problemas con la visión nocturna, adormecimiento, depresión respiratoria o falta de respiración, resequedad de la piel, infecciones epidérmicas. Alto riesgo a VIH, hepatitis y otras enfermedades contagiosas, si se inyecta.

La heroína es una droga derivada de la planta de amapola y pertenece a la clase de drogas denominada “opiáceos”, esta droga es altamente adictiva e ilegal en la mayoría de los países del mundo.

Se prepara a partir de la morfina, sustancia que se encuentra naturalmente en los conductos lactirífaros de la cápsula de la Papaver somniferum o adormidera, desde donde se extrae mediante cortes superficiales por donde supura látex (opio). Generalmente se vende en forma de polvo blanco o marrón, o como una sustancia negra pegajosa conocida en las calles como “goma” o “alquitrán negro”.

La heroína marrón debe ser disuelta con un ácido como la vitamina C antes de ser inyectada. Esta es además mejor variedad para ser fumada. Algunos opiáceos son naturales (morfina, opio y codeína) y otros son sintéticos, es decir, elaborados en el laboratorio a partir de la amapola (demerol, metadona, etc.). La heroína es un opiáceo semisintético: es producida a partir de la morfina a través de un proceso químico y es aproximadamente 3 veces más fuerte que ésta.

Normalmente la heroína que se vende en la calle no es heroína, sino que está cortada con otras sustancias. La heroína pura se corta con otros opiáceos sintéticos, esto puede causar problemas con quien la consume porque no va a encontrar el efecto que quiere y se pone en riesgo a una sobredosis y otras reacciones trágicas.

Consumo

La heroína se puede consumir de diferentes maneras, puede ser por inhalación, directa o vaporizada, transmucosa, intravenosa, oral, intramuscular y anal. 29 Fumada o inyectada son las de acceso más rápido al cerebro y por lo tanto las que producen efectos en menor tiempo. Cuando se fuma, la heroína es calentada sobre un papel de aluminio y con ayuda de algún instrumento se inhalan sus vapores por la nariz o la boca. La vía intravenosa es la forma más riesgosa de consumir heroína ya que entraña un riesgo elevado de sobredosis dado que la totalidad de la sustancia entra en el flujo sanguíneo de una sola vez.

Etimología

Resulta interesante que en principio se pensó en la heroína como un sustituto de la morfina, la cual producía gran adicción, y por ese motivo se eligió su nombre. En cambio la heroína sin refinar se conoce como brown sugar (azúcar moreno); y ya refinada como horse (caballo) o sencillamente abreviada como “H”.

Efectos

Los efectos de la heroína tienen una gran dependencia de diferentes factores como ser


  • Las características de la sustancia y la forma en que la consumas.

  • Tus características personales: personalidad, peso, edad, estado de salud y de ánimo, así como tu experiencia pasada como consumidor de la droga en cuestión.

  • Las circunstancias en las cuales consumís la droga: (compañía, lugar, legalidad).


La heroína, generalmente, provoca los efectos de: sedación, euforia, analgesia, depresión respiratoria depresión fulminante de la tos, miosis (contracción permanente de la pupila del ojo), náuseas y vómitos, efectos gastrointestinales, cardiovasculares, renales y urinarios. Por otra parte, puede producir sentimientos de calidez, euforia, placer y bienestar.

Los usuarios que comparten las agujas (práctica que poco a poco está cayendo en desuso) u otros materiales de inyección corren el riesgo de contagiarse con el VIH, algunas hepatitis y cualquier enfermedad infecciosa. Aunque la persona muestre un grado de tolerancia alto, es muy pequeña la probabilidad, por no decir nula, de que sobreviva, gracias a su toxicidad y grado de adicción.

LSD (Lysergic Acid Diethyl amide)



Tipo de droga: Alucinógeno.
Forma de consumo: Oral como gelatina/ líquido puesto en los ojos.
Efectos: Temperatura y presión elevada, falta de apetito, falta de sueño, estremecimientos, alucinaciones crónicas.

Química

La dietilamida de ácido lisérgico, LSD o LSD-25 es una droga psicodélica semisintética de la familia de la ergotina. Es una de las sustancias psicodélicas más conocidas y potentes. Induce estados alterados de conciencia, comparados en ocasiones con los de la esquizofrenia o la experiencia mística. Coloquialmente, se la conoce como ácido, tripi o tripa (del inglés trip, viaje).

Su nombre es un germanismo, acrónimo de Lysergsäure-Diethylamid, “dietilamida de ácido lisérgico”. Aunque el uso general ha optado por la forma masculina, tendría más sentido hablar de la LSD, pues dietilamida es un vocablo femenino. Ha sido utilizada como droga recreativa y enteógeno, así como herramienta para la meditación, la psiconáutica, la creación artística y la psicoterapia.

Se trata de un compuesto cristalino, relacionado estrechamente con los alcaloides del cornezuelo del centeno, a partir de los cuales puede prepararse semisintéticamente.

La LSD es sensible al oxígeno, la luz ultravioleta y la clorina, especialmente diluida, aunque puede conservar su potencia durante años si almacena lejos de la luz y la humedad, a temperaturas bajas. En su forma pura, es incolora, inodora y levemente amarga. La LSD suele administrarse por vía oral, generalmente en algún tipo de substrato, como un papel secante, un terrón de azúcar o gelatina. En forma líquida, puede administrarse mediante una inyección intramuscular o intravenosa.

La LSD es una de las drogas de uso común más potentes, ya que es activa en dosis extremadamente bajas. Las dosis de LSD se miden en microgramos (µg), o millonésimas de gramo, mientras que las dosis de casi todos los fármacos se miden en miligramos, o milésimas de gramo. 40 La dosis mínima de LSD capaz de causar un efecto psicoactivo en humanos está entre los 20 y 30 µg (microgramos). Por tanto, es alrededor de 100 veces más potente que la psilocibina y la psilocina y alrededor de 4000 veces más potente que la mezcalina. «Como observó Sydney Cohen, en una maleta con capacidad para sólo dos trajes podría llevarse suficiente LSD para incapacitar temporalmente a toda la población de Estados Unidos».

A finales de los noventa, la LSD obtenida durante las operaciones antidroga en Estados Unidos varía usualmente entre los 20 y 80 microgramos por dosis. Durante los años sesenta, las dosis eran comúnmente de 300 microgramos o más. Los efectos de la droga son marcadamente más evidentes en dosis más altas.

La LSD no causa dependencia física. El uso frecuente del fármaco o de otros relacionados con él (como la mezcalina y la psilocibina) genera una rápida tolerancia, de modo que el consumo deja de generar efecto. La tolerancia se debe probablemente a la regulación de los receptores de serotonina 5-HT2A en el cerebro, y disminuye tras unos días de abstinencia.

Los efectos adversos de los psicotrópicos se tratan a menudo con benzodiacepinas de acción rápida, como el diazepam o el triazolam, que tienen efectos calmantes y ansiolíticos, pero no afectan directamente a las acciones específicas de los psicotrópicos. Circulan muchos rumores sobre remedios caseros para contrarrestar los efectos psicodélicos, que incluyen sustancias como el azúcar, el calcio, el zumo de naranja o la leche, pero no se ha demostrado que ninguno de ellos sea efectivo, y no tienen sentido desde un punto de vista farmacológico. Teóricamente, antagonistas específicos de los receptores 5-HT2A, como Seroquel, actuarían como antídotos directos.

Efectos

Los efectos de la LSD sobre el Sistema Nervioso Central son extremamente variables y dependen de la cantidad que se consuma, el entorno en que se use la droga, la pureza de ésta, la personalidad, el estado de ánimo y las expectativas del usuario. Algunos consumidores de LSD experimentan una sensación de euforia, mientras que otros viven la experiencia en clave terrorífica. Cuando la experiencia tiene un tono general desagradable, suele hablarse de “mal viaje”.

Entre los efectos recurrentes están los siguientes: contracciones uterinas, hipotermia, fiebre, niveles elevados de glucemia, erizamiento del vello, aumento de la frecuencia cardiaca, transpiración, pupilas dilatadas, ansiedad, insomnio, parestesia, euforia, hiperreflexia, temblores, sinestesia, hiperestesia, cambios en la percepción del tiempo y de la identidad, cambios en el estado de ánimo, desbloqueo de recuerdos reprimidos.

Cuando la sustancia se administra por vía oral, los efectos tardan en manifestarse entre 30 minutos y una hora y, según la dosis, pueden durar entre 8 y 10 h. Más tarde pueden darse retrospectivas o flashbacks, durante las cuales el sujeto revive determinados aspectos de la experiencia con la LSD, aun cuando no haya vuelto a consumir la droga.

Marihuana y Hachís



Forma de consumo: Fumada o consumida.
Efectos: Ojos rojos, boca seca, uso de razón limitado o afectado, razón del tiempo alterado, habilidades que requieren concentración o coordinación son afectadas, como manejar un coche; paranoia, ataques de ansiedad intensificados, percepción alterada, se dificulta el asimilar información nueva, problemas con el aprendizaje, la memoria, la percepción y el criterio, problemas con el habla, con escuchar, pensar, atención de información y resolución de problemas.

¿Qué es?

Es una planta conocida como cannabis (índica o sativa). Sus flores y hojas pueden fumarse o ahora ya hasta se pueden hacer pasteles como brownies de marihuana. Su primo hermano es el hachis y también se fuma. 1

El cannabis es una sustancia psicoactiva tomada del cáñamo (Cannabis sativa o “cáñamo cultivado”; Cannabis indica o cáñamo de la India). A sus flores (o cogollo) se les llama en la jerga marihuana, y en su forma resinosa se llama hachís. Se trata de una sustancia psicoactiva que se suele consumir por vía respiratoria, en forma de cigarrillo, aunque también es posible su consumo por vía oral sazonando con cannabis.

La marihuana o cáñamo se presenta en diferentes formas. La más conocida son las flores secas y enteras (los cogollos de las plantas femeninas) y en forma de tubo. Existe también aceite de cannabis, en inglés honey oil (“aceite de miel”), que es un concentrado cuya extracción generalmente implica el uso de disolventes como el alcohol y filtrados con carbón activo, lo cual potencia los efectos, al estar más concentrado el tetrahidrocannabinol que es la principal sustancia psicoactiva de la marihuana. Una variedad manufacturada de la marihuana es la resina, que se llama hachís (que en árabe significa “hierba seca´), que se obtiene mediante la extracción de los tricomas normalmente secada y cortada en bloques de color marrón bastante oscuro y levemente verdoso y del que también existe una variedad líquida o hash oil (“aceite de hachís”). La forma más usual de consumo es en forma de cigarrillo liado a mano: en estos casos se usan directamente los cogollos, secos y desmenuzados, o bien el hachís mezclado con tabaco rubio o negro.

Se llama marihuana (porro, faso, etc.) al preparado elaborado a partir de las flores, hojas y tallos pequeños provenientes de la planta Cannabis Sativa. En el cannabis están presentes unos sesenta compuestos químicos con efectos psicoactivos (es decir, con capacidad para alterar el funcionamiento normal de nuestras neuronas). Se los conoce como cannabinoides. El principal de estos compuestos es el THC (delta- 9- tetrahidrocannabinol), al cual se le atribuyen la mayor parte de los efectos que produce la sustancia.

El hachís (también llamado “chocolate”) es una pasta formada por las secreciones resinosas de THC que se almacenan en las flores de la planta hembra. Contiene por lo general concentraciones mucho más altas de THC y por eso el efecto suele ser más potente que el de la marihuana. El THC es soluble en grasa, por lo que tiende a acumularse en los tejidos adiposos del organismo (fundamentalmente en el cerebro). Tiene una vida media de aproximadamente siete días, lo cual significa que una semana después de que la consumís, tu organismo no ha conseguido eliminar más que un 50 % de la sustancia.

La marihuana ha sido clasificada de diversas maneras. En la actualidad, se la tiende a considerar como una droga depresora del Sistema Nervioso Central, ya que sus efectos son, en cierta medida, similares a los del alcohol. Sin embargo, sus efectos específicos modificadores de la percepción han hecho que algunos autores la incluyan en la categoría de alucinógenos menores.

Cuando hablamos de que la marihuana modifica la percepción hacemos referencia a esos efectos que quizás conozcas, como por ejemplo, percibir los colores como más intensos, percibir los sonidos de forma diferente, o percibir por ejemplo, que el tiempo pasa más lento. La marihuana y el hachís pueden ser consumidos por vía oral (ingestión) o bien fumados. También pueden ser utilizados como ingredientes para la preparación de tortas, galletitas y otras comidas.

Efectos

Quienes consumen esta droga se sienten relajados, olvidan sus problemas y sufren de cambios en la percepción, parece que el tiempo pasa más rápido o más lento según el estado de ánimo de cada persona. En dosis altas pueden alterar el sentido de la vista y producir alucinaciones.

Los efectos psicoactivos del cannabis no es unánime, y la descripción de los síntomas que produce su consumo, así como la valoración de las consecuencias a corto, medio y largo plazo varía enormemente en función de la actitud general que se toma ante esta droga. Los efectos subjetivos inmediatos varían dependiendo de las expectativas del sujeto, de la concentración del principio activo y del ambiente en que la sustancia sea consumida. Los efectos suelen aparecer de manera inmediata, y alcanzan su apogeo a la media hora y terminando en aproximadamente dos horas.

Según los defensores del consumo de marihuana, no sería una droga solamente euforizante, si no más bien visionaria, y en ocasiones los sujetos describen estados de exaltación. Como norma general el sujeto se ve envuelto en un estado de ensoñación placentero. El tiempo subjetivo se ralentiza y la memoria a corto plazo empeora. Quienes defienden su consumo recreativo afirman que los colores, los sonidos y las percepciones espaciales pueden distorsionarse y “mostrar aspectos de lo cotidiano hasta el momento desapercibidos”. El apetito aumenta, los colores pueden parecer más brillantes, los sonidos más intensos. La marihuana generalmente alivia la tensión y aporta una sensación de bienestar. Otro efecto es la generación de suspicacia hacia uno mismo.

Desde un punto de vista social, produce desinhibición e hilaridad, aunque los estados de ánimo tienden al contagio y puede provocar silencio general y amodorramiento, siendo utilizada también para las actividades sexuales o la introspección.

El cannabis es psicoactivo, esto quiere decir que cambia el funcionamiento del cerebro, dependiendo de la cantidad de THC contenida. Puede inducir a la sociabilidad, así como al recogimiento; de cualquier manera, puede generar la sensación de incremento de la percepción visual y auditiva, dependiendo de la variedad e incluso de la planta en concreto ingresada al organismo. En general se admite que los efectos de dicha sustancia se adaptan a las expectativas del sujeto. De los efectos secundarios, es el incremento del apetito momentos después de ser dosificado, incluyendo una necesidad de azúcares y alimentos dulces.

Uno de los efectos mas conocidos es el incremento de la sensibilidad de las papilas gustativas por lo cual muchos alimentos (y mas los que contienen azucares) suelen ser mas dulces de lo que normalmente parece. El aumento en los sentidos no solamente es en el gusto sino que se ven afectados el tacto, en donde parece que todo el tejido tegumentario posee sensibilidad, los sonidos se escuchan más claramente y hasta se identifican algunos que antes parecían apagados. Esto no es más que la simple alteración del funcionamiento normal de las neuronas, que si bien no es de gran peligro, cualquier abuso o uso prolongado puede traer consecuencias no deseadas.

Básicamente la marihuana produce los siguientes efectos: En el plano fisiológico: aumento del apetito, sequedad de boca, enrojecimiento de la conjuntiva de los ojos, brillantez de la córnea, taquicardia, sudoración, analgesia moderada, somnolencia, y dificultades en la coordinación motora. En el plano psicológico: sensación de euforia, relajación, desinhibición, cambios sensoriales y perceptivos, pérdida de concentración y disminución de la coordinación. En altas dosis puede provocar alucinaciones (este es el efecto que hace que algunos autores consideren a la marihuana como un alucinógeno menor). Cuando se consume fumada, el humo es rápidamente absorbido por los pulmones y llega al cerebro en un corto período de tiempo, por lo cual sus efectos comienzan a notarse a los pocos minutos de su consumo, alcanzando su pico máximo al cabo de unos treinta minutos y prolongándose por dos o tres horas.

Riesgos

Baja la capacidad de concentración y memorización. Puede detonar enfermedades cardiacas y mentales en personas propensas.

La marihuana puede causar un gran número de problemas de salud, de comportamiento, y de aprendizaje, durante la época más importante del desarrollo de los jóvenes. El ponerse ‘high’ también afecta el buen juicio y eso puede crear caos cuando se trata de la vida social de los adolescentes y de su capacidad para lidiar con situaciones estresantes, presiones de grupo y otros riesgos comunes de la edad como: el sexo sin protección, actividades criminales o subirse al auto con alguien que haya usado marihuana.

Los principales riesgos del cannabis están asociados a los efectos perjudiciales que podrían llegar a generar en el sistema respiratorio cuando es fumada. El humo de la marihuana puede llegar a producir bronquitis crónica, enfisema pulmonar y cáncer de pulmón. El consumo de cannabis provoca de manera casi inmediata taquicardia, por lo cual las personas que padecen insuficiencia cardíaca o hipertensión (presión arterial alta) podrían ver empeorados sus síntomas. Puede entorpecer la memoria, sobre todo, la memoria a corto plazo, lo cual dificulta la retención de los sucesos que se han vivido bajo los efectos de la sustancia. Puede alterar la capacidad de concentración.

Rabbit escribió:Estaré en constante modificación del post, esta guía la hice principalmente para los que rolean ser 'consumidores' con sus personajes, pueden sacar algunas ideas de los efectos y demás, aún me faltan algún que otra droga que existe en el servidor, lo cual estaré reuniendo información.


CREDITOS.- Mi amigo el rabbit y ahi le meti algunas cosas, esto es para los amigos que rolean ser consumidores, mi PJ entrará en esa etapa muy ponto y mergas.

Davidson Swager

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 31/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Drogas, Efectos y demás.

Mensaje por Hund el Mar Feb 02, 2016 7:10 am

Guía muy completa buen trabajo.

Hund

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 31/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.